Sunday, September 12, 2004

El lenguaje de los dioses

Navega viento en popa Filomena y lee Asela del mexicano Eraclio Zepeda. Lo lee en voz alta, como lo hacía Naudy Lucena, su profesor de literatura en los ochenta: “Eres la mar profunda habitada de sorpresas: hay peces extraños en tu vientre, sueños de marino en la baranda, viejos navíos sepultados en el fondo”. Y por allí se va Filomena, hasta los reinos sumergidos e inextinguibles que Alvaro Cunqueiro ya había descubierto en el misterioso mar de los gallegos.

Se encuentra ahora Filomena frente al archipiélago cantado por Hölderlin y repite sus versos para dirigirse con ellos al dios del mar:

“¡Dejadme recordar el silencio en tus profundidades!”.

Y se detiene, radiante y serena, porque ha comprendido el irrepetible lenguaje de los dioses.

2 comments:

el susurro de una ola said...

hola "frente al mar rojo", me dirijo a ti, por dos motivos distintos. El primero, para felicitarte por esos maravillosos fragmentos que compartes por todos, gracias. El segundo, verás, me ha sorprendido gratamente el ver en "el lenguaje de los dioses" que citabas "Asela" de Eraclio Zepeda, y es que llevo mucho tiempo buscándolo y me gustaría que me pudieras decir algo sobre él, donde lo encontraste o cualquier información. Es muy importante para mí. Muchas gracias. Mi e-mail: esherbe@hotmail.com

frentealmarrojo said...

El excelente poema Asela, de Eraclio Zepeda, lo conozco por la legendaria antología de poesía mexicana titulada "Poesía en movimiento" (Méxica, Siglo XXI).

Saludos,

Frente al mar Rojo